Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Alquiler de coches
Hoteles con Encanto
Vuelos baratos

Historia de Egipto desde el siglo VII

Tras la caída del imperio romano, Egipto pasó a depender del imperio bizantino hasta la llegada del Islam en el año 641.

Desde el año 641 hasta 1517 Egipto fue gobernado primero por los árabes, luego por la dinastía de los fatimíes, luego por la insigne figura del kurdo Saladino y por último, por la dinastía de los mamelucos, antiguos esclavos del ejército de Saladino.

De 1517 a 1805 Egipto dependió del imperio otomano y se convirtió en una provincia que tenía que enviar a Constantinopla 600.000 piastras anuales. Esto causó que Egipto se quedara sin recursos para luchar contra los ataques de los beduinos y de las milicias insubordinadas.

En 1798 los ejércitos napoleónicos conquistaron Egipto, aunque tras un periodo de inestabilidad entre europeos, turcos y mamelucos, en 1805 Egipto consiguió la independencia.

El Egipto moderno

Mezquita de Mohamed Alí
Mezquita de Mohamed Alí

En 1805, el primer sultán independiente, Mohamed Alí, acabó con los mamelucos, se deshizo de los mercenarios albaneses que le habían ayudado y se rodeó de fieles adiestrados por los franceses. Gran Bretaña levantó las potencias contra Egipto y le hizo perder Siria. Egipto vivió una época entre influencias occidentales y turcas.

Durante la Segunda Guerra Mundial Egipto fue base de operaciones de los ingleses. El rey Faruq mostró reticencias a apoyar a éstos porque gran parte de la población era germanófila.

La historia reciente de Egipto se ha caracterizado por los enfrentamientos con Israel, la Guerra de los Seis Días de 1967 y la Guerra del Yom Kippur en 1973. Egipto firmó los Tratados de Paz de Camp Davis enfrentándose a las posiciones de los demás países árabes, relaciones que no se restablecerían hasta la cumbre de Amán de 1987.



En 1981 Sadat fue asesinado por militares musulmanes integristas. Hoy el presidente Mubarak ha demostrado un gran talento al compaginar los intereses egipcios con los nuevos tiempos. Ha conseguido mitigar el fundamentalismo interior, persigue la paz en la zona y ha mediado entre israelitas y palestinos, es defensor de la autonomía palestina y de un futuro Estado Palestino y goza de gran reconocimiento internacional.

Con Mubarak Egipto se ha convertido en un país bastante seguro para el turismo.